Creación de Piso 16

El proceso para arrancar el programa de Piso 16 fue de catorce meses: investigación, entrevistas, diseño, búsqueda, definición, presupuesto, trámites, vinculaciones y un sismo de por medio...

En marzo de 2017, el doctor Jorge Volpi, Coordinador de Difusión Cultural de la UNAM nombra a Julieta Giménez Cacho García directora del programa de industrias culturales universitarias, incluido en su Plan de Trabajo 2017 - 2019 y acordado con el rector Enrique Graue Wiechers. El programa tendría sede en la Torre UNAM Tlatelolco.

Para iniciar la definición del programa se integra la licenciada Nicol Figueroa Rendón como Jefa de Producción. Se elige el piso 16, por la vista y las posibilidades de contar con un espacio amplio y abierto; se le nombra Piso 16. Laboratorio de Iniciativas Culturales UNAM.

Durante seis meses se llevó a cabo un trabajo de investigación; para conocer las características del sector cultural en la comunidad universitaria, se realizaron visitas y se tuvieron entrevistas con los directores de: la Facultad de Artes y Diseño, la Facultad de Música, la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, la Escuela Nacional de Artes Cinematográficas y el Centro Universitario de Teatro. Además se visitaron estudios de artistas, organizaciones culturales independientes e instituciones públicas y se conversó con especialistas para contar con un panorama de la situación y de las necesidades de la comunidad cultural de la Ciudad de México. Se investigó también sobre programas de impulso a industrias culturales en otros países. De esta forma se empezó a trazar el Programa de Acompañamiento para la comunidad UNAM.

Paralelamente se contactó a la Facultad de Arquitectura UNAM y al Centro de Investigaciones de Diseño Industrial UNAM, dirigidos en ese momento por el arquitecto Marcos Mazari y el diseñador industrial Enrique Ricalde, para trabajar el proyecto arquitectónico de la habilitación del espacio. El arquitecto Alejandro Espinosa, coordinador de Vinculación de la Facultad de Arquitectura conformó un equipo liderado por los arquitectos Guillermo Buchan y Andrea Alvear quienes se encargaron del proyecto de habilitación. Con la premisa de contar con un espacio abierto y versátil para llevar a cabo actividades variadas, el equipo logró un proyecto arquitectónico que sin duda es parte de la identidad y el concepto de Piso 16. La habilitación, a cargo de la Dirección General de Obras y Conservación UNAM, se llevó a cabo a partir de febrero de 2018 y duró cinco meses.

La identidad gráfica fue diseñada por tcg - Taller de Comunicación Gráfica, se buscó una imagen fresca con movimiento. El eslogan de Piso 16, “Todo esfuerzo es una experiencia” proviene de una historia personal de Julieta Giménez Cacho que en Piso 16 marca una guía para el trabajo de experimentación que llevan a cabo los participantes en el Programa de Acompañamiento.

Para dar a conocer el espacio y como una acción simbólica de arranque, se organizó la Primera Acción el 24 de junio de 2017, un día de actividades artísticas, con la colaboración de diversas instancias de la UNAM y artistas externos, que reflejaron el carácter comunitario y multidisciplinar del programa.

El programa de Piso 16. Laboratorio de Iniciativas Culturales UNAM fue presentado al Consejo de Difusión Cultural en las sesiones del 9 de agosto de 2017 y del 30 de mayo de 2018.

Para concretar y dar seguimiento al Programa de Acompañamiento, se crea la Jefatura de Formación, función en la que colabora la maestra Johan Trujillo Argüelles, a partir de febrero de 2018.

La primera convocatoria para participar en el Programa de Acompañamiento 2018 estuvo vigente del 27 de noviembre de 2017 al 1 de abril de 2018. Postularon 198 iniciativas y después del proceso de selección empezaron a trabajar seis iniciativas el 21 de mayo.

En agosto de 2018 el doctor Enrique Graue Wiechers, rector de la UNAM y al doctor Jorge Volpi, Coordinador de Difusión Cultural, visitaron el espacio para conocer las instalaciones, el funcionamiento y los contenidos del Programa de Acompañamiento.

Memorias.